La indignante frase que dijo el detenido por el doble asesinato en Florencio Varela al momento de entregarse

La indignante frase que dijo el detenido por el doble asesinato en Florencio Varela al momento de entregarse

Aníbal Mansilla confesó haber matado a Camila Nahir Acosta y a su hijo de cuatro años. También reconoció que haber apuñalado a un bebé de siete meses.

“Me mandé un moco”. Esa fue la frase que esbozó Aníbal Mansilla al momento de entregarse como principal sospechoso del crimen de Camila Nahir Acosta (22) y su hijo de cuatro años, Nehuén Valentín. En ese breve intercambio con la policía también reconoció que había apuñalado a un bebé de siete meses que todavía está internado.

El sospechoso fue detenido pasadas las 2 de la mañana del sábado en un complejo de viviendas conocido como “Barrio Pepsi” de la localidad bonaerense de Bosques, muy cerca de donde ocurrió el brutal ataque.

Los vecinos de Florencio Varela y los familiares de la víctima habían acusado previamente a Mansilla bajo el argumento de lo que habían visto en la casa de Camila Acosta hasta altas horas de la noche.

Al momento de ser detenido en el barrio de monoblocks, el hombre de 29 años no solo admitió el doble crimen, sino que le aclaró a los efectivos policiales que no sabía por qué había cometido semejante ataque.

El sospechoso será indagado este domingo por Vanesa Maiola, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 descentralizada de Florencio Varela, por el delito de “doble homicidio agravado”. La fiscal busca confirmar si el acusado mantenía una relación sentimental con la víctima o si solamente eran conocidos.

Mientras tanto, la investigación avanza y las pericias al cuerpo de Camila Acosta buscan determinar si el crimen ocurrió en el marco de un intento de abuso sexual del cual la joven se habría resistido.

Los cuerpos fueron encontrados el viernes a las 22 y la autopsia determinó que ya llevaban doce horas desde el momento en que se produjo el brutal asesinato. Los investigadores también sospechan que el presunto asesino durmió junto al cadáver de la joven.

El informe preliminar confirmó que la joven de 22 de años sufrió heridas de arma blanca y fue ahorcada, mientras que su hijo de cuatro años tenía golpes en el rostro y signos de ahorcamiento. Se investiga también si el agresor intentó abusar del menor.

El otro hijo de la víctima, un bebé de ocho meses, que sufrió una puñalada en el pecho fue trasladado de urgencia al hospital Mi Pueblo de Florencio Varela, donde continúa en terapia intensiva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *